Fundación Cardiovascular de Colombia

Noticias

El Instituto Cardiovascular de la FCV celebra 25 años cuidando vidas

Image
  • Después de 18 meses de construcción, el 30 de octubre de 1997 se inauguró formalmente el Instituto Cardiovascular de la FCV: un hospital de 14 pisos equipado con la mejor tecnología. 
  • Además de brindar atención a los santandereanos, el Instituto Cardiovascular es una gran fuente de empleo en la región: más de 1.400 personas están vinculadas a la institución. 
  • La meta de la FCV es que este hospital integre el grupo de las mejores 100 clínicas del mundo en el 2030. 
Bucaramanga, octubre de 2022. El Instituto Cardiovascular de la FCV llega a sus 25 años con el reconocimiento de ser el mejor hospital colombiano en cardiología y el segundo más destacado de Latinoamérica en esta especialidad, de acuerdo con el más reciente ranking de la revista AméricaEconomía.

El hospital abrió formalmente sus puertas el 30 de octubre de 1997 y se convirtió en la primera entidad del nororiente colombiano en trabajar exclusivamente en la prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

La inauguración de este edificio de 14 pisos fue un paso gigante para el proyecto de la Fundación Cardiovascular de Colombia (FCV), creada en 1986 por 15 médicos. “En ese momento la medicina estaba supremamente atrasada. Era una medicina de principios del siglo XIX sin pocas capacidades para resolver los problemas de las enfermedades cardiovasculares”, recuerda Víctor Raúl Castillo Mantilla, presidente de la FCV, entidad que inicialmente llevó el nombre de Fundación Cardiovascular del Oriente Colombiano. 

Con la premisa de trabajar bajo los más altos estándares de calidad, el Instituto Cardiovascular de la FCV logró en 2001 ser la primera institución hospitalaria de Latinoamérica en recibir la certificación ISO 9001. Igualmente fue pionera en la Acreditación Nacional en Salud (2005), en obtener el sello dorado de la Joint Commission International (2009), el ente acreditador en salud más prestigioso del mundo, y en alcanzar la certificación EMRAM 7 de HIMSS (2022).

En menos de una década, el hospital logró consolidar su programa de trasplante de órganos. De 2004 a la fecha, se han realizado 213 trasplantes de corazón, 310 de riñón, 73 de hígado y 5 de páncreas. “Era un reto enorme demostrar que nosotros los santandereanos, en una ciudad pequeña, podíamos hacer algo grande en el país”, asegura Castillo. 

Hoy, el hospital es un centro especializado en la atención de pacientes que requieren servicios de cardiología en todas las etapas: neonatal, pediátrica y adulto. “Tenemos centros especializados en el manejo de cardiopatías congénitas del adulto, enfermedades cardiacas isquémicas, falla cardiaca avanzada, como también altos estándares de calidad en la prestación de servicios de vascular periférico”, afirma Olga Moreno Calderón, gerente del Instituto Cardiovascular de la FCV.

En estos 25 años, en el Instituto Cardiovascular de Colombia se han realizado más de 17.000 cirugías cardíacas. Muchas de ellas han marcado hitos en la medicina del país y el mundo, como lo fue en su momento el implante del primer corazón artificial en Suramérica (2014). 

Consolidación de Centros de Excelencia 

Además de certificar la calidad en la atención médica de todo el hospital, la FCV ha iniciado un camino para acreditar diferentes servicios como centros de excelencia. Este reconocimiento, que es otorgado por entes internacionales de acreditación en salud, garantiza a los pacientes que están siendo atendidos en programas con los mejores resultados del mundo. 

Es así como la misma Joint Commission International acreditó los servicios de trasplante cardíaco, falla cardíaca, asistencia ventricular (corazón artificial) e infarto agudo de miocardio. “Hay que tener claro que la insuficiencia cardíaca es casi mortal sin tratamiento y aún con tratamiento médico la posibilidad de complicaciones es muy alta. Así que el manejo de un equipo multidisciplinario, el monitoreo ambulatorio y el acompañamiento de enfermeras y auxiliares nos permite disminuir las complicaciones”, sostiene Luis Eduardo Echeverría, director del Programa de Falla y Trasplante Cardíaco de la FCV.

La Organización para el Soporte Vital Extracorpóreo (ELSO, por sus siglas en inglés) acreditó igualmente al programa de ECMO, tecnología que reemplaza artificialmente las funciones del pulmón y/o el corazón por un tiempo prudente para que los pacientes en estado crítico que no han respondido favorablemente a los tratamientos convencionales se recuperen.

“Necesitamos seguir fortaleciéndonos a través de la ciencia, la tecnología, el conocimiento y la calidad de los servicios para que este hospital integre el grupo de los mejores 100 del mundo en 2030, como es nuestra estrategia”, concluye el presidente de la FCV. 

Trabajo en la pandemia 

Durante la pandemia del COVID-19, el Instituto Cardiovascular de la FCV triplicó su capacidad de atención en ECMO y llegó a 24 UCI equipadas con esta tecnología, de gran ayuda para los pacientes más afectados por el virus. 

“La unidad de ECMO de la FCV nació en 2007 y fue una de las primeras en América Latina. Cuando empezamos podíamos atender a cuatro pacientes simultáneamente, entre adultos y niños. Al inicio de la pandemia nuestra capacidad era de ocho pacientes y tras un gran esfuerzo logramos crecer. Actualmente somos la unidad ECMO más grande de Latinoamérica”, afirma Leonardo Salazar Rojas, director del Programa ECMO y Corazón Artificial de la FCV.
 
Adicionalmente, el Instituto Cardiovascular de la FCV fue el primer hospital colombiano en iniciar los ensayos clínicos de una vacuna contra el SARS-CoV-2.
Image
Image

Imprimir   Correo electrónico