Fundación Cardiovascular de Colombia

Noticias

Cirugía de Parkinson, una alternativa para los pacientes en Santander

Image
  • Más de 148 mil personas con esta enfermedad fueron atendidas en Colombia entre el 2016 y el 2020, según el Ministerio de Salud. La Organización Mundial de la Salud eligió abril como el mes para generar conciencia sobre esta patología.
  • Actualmente el Parkinson puede ser tratado con procedimientos quirúrgicos mediante un dispositivo llamado neuroestimulador cerebral.
  • Los primeros síntomas suelen aparecer entre los 50 y 60 años, aunque también se han diagnosticado casos de Parkinson juvenil.

Bucaramanga, abril de 2022. La lentificación de movimientos, rigidez y temblor, son señales claras de la llegada del Parkinson, una enfermedad que, a pesar de no tener cura, puede ser identificada y tratada a tiempo para dar manejo a las afecciones que produce a medida que avanza.

En Colombia, según el último reporte del Ministerio de Salud, se atendieron más de 148 mil personas con Parkinson entre 2016 y 2020. De ellas, un 44,18% corresponde a mujeres y el 55,81% restante a hombres. Sin embargo, “las cifras en Parkinson han cambiado a través del tiempo y varían mucho de acuerdo también a la precisión estadística que puedan tener en cada región”, aclara el Dr. Jorge Hernando Castellanos Prada, Neurólogo Clínico de la Fundación Cardiovascular de Colombia.

Pese a ser una condición provocada por la deficiencia de dopamina - molécula que se encarga de llevar un mensaje desde las neuronas que lo producen hacia otras células-, no se ha logrado determinar qué la produce; “por lo menos el 70% de los casos arroja que es de aparición idiopática, es decir, no hay una causa identificada. No obstante, en un grupo reducido, hay factores relacionados con la genética”, precisa el Neurólogo Clínico.
 
Image
La edad de inicio de la enfermedad suele estar por encima de los 60 años, sin embargo, no es raro encontrar casos en el rango entre 40 y 60.  En los menores de 40, esta condición se clasifica como Parkinson juvenil y frecuentemente tienen componente genético.
 
Los tratamientos para controlarla pueden variar, van desde el suministro de medicamentos -que tienen el objetivo de reemplazar en el cerebro la actividad dopaminérgica-, hasta la intervención quirúrgica. “Cuando la estimulación farmacológica ya no logra modificar los síntomas y el paciente cumple los criterios de inclusión, se puede realizar cirugía -estimulación cerebral profunda-, mediante un dispositivo que se instala en centros profundos del cerebro encargados de la regulación del movimiento”, explica el Dr. Castellanos. Este dispositivo emite impulsos eléctricos que estimulan dichos centros y pueden mejorar síntomas de la enfermedad. No obstante, no es curativa y no todos los pacientes son candidatos al procedimiento.

Disfrutando de las pequeñas cosas

Y con esta intervención quirúrgica se ha visto beneficiado don Jaime Hugo Morales, un paciente del Instituto Neurológico del Hospital Internacional de Colombia (HIC), a quien le diagnosticaron Parkinson hace 17 años. Sin embargo, con terapias, tratamientos y seguimiento a su enfermedad, ha podido disfrutar “de las cosas más pequeñas cosas de la vida”, tal y como él lo afirmó.

“Vivir con Parkinson es vivir de forma normal, pero con una condición que uno ya ha aceptado. Desde ese punto de vista, uno elige desarrollar las actividades que más le gusta, que le dan bienestar, de tal forma que pueda olvidarse, por largos ratos, de la existencia de esta condición”, contó don Jaime.

Durante su proceso, se enamoró de la fotografía, astronomía y la pintura al óleo. Tanto así, que tiene una colección de imágenes y cuadros que él mismo ha elaborado y que son su gran tesoro al darse cuenta de lo feliz que se siente cada vez que trabaja en ello. Además, afirma con entusiasmo que valora todo lo que le rodea y que sueña en grande.

“Estoy disfrutando de todo. Disfruto ahora hasta del agua cuando me baño, del abrazo de mi familia y mis amigos, eso es algo espectacular. Con esta enfermedad aprendí que se debe vivir, se debe soñar; mientras uno tenga sueños, puede vivir la vida”.
Image

Imprimir   Correo electrónico