Noticias

Noticias

Cielo: ‘la profe’ que tiene el secreto para vivir con un corazón artificial

Image

Cielo junto a Yesenia, su hija

  • Hace una década Cielo se convirtió en la primera persona en recibir un implante de corazón artificial en América Latina, que hoy la mantiene con vida.

  • El dispositivo, conocido como HeartMate II, es una bomba mecánica implantable que reemplaza la función del corazón debilitado y que debe llevar consigo en una mochila.

  • En 2014, gracias a este procedimiento, el HIC Instituto Cardiovascular inauguró el Programa de Asistencia Ventricular, responsable hasta la fecha de 33 de los 38 implantes de corazones artificiales realizados en Colombia.

Bucaramanga, abril de 2024. Cielo González es un símbolo de esperanza y avance médico en el país. En abril de 2014 recibió un corazón artificial, siendo la primera persona en Latinoamérica en obtener este tipo de implante. Este procedimiento, realizado en el HIC Instituto Cardiovascular, marcó un antes y un después en su vida, permitiéndole desafiar las expectativas y redefiniendo el significado de vivir con una enfermedad cardíaca terminal.

“Estos 10 años he sido muy feliz. Yo no me imaginé vivir tanto con este nuevo corazón. He podido viajar con mi familia, amigos y compartir con las personas que tanto quiero”, afirma la mujer.

Para el Dr. Leonardo Salazar, director del Programa de ECMO y Asistencia Ventricular del HIC Instituto Cardiovascular, este nuevo año de la santandereana con su dispositivo es mucho más que un motivo de alegría y celebración. “Estos años con ella han sido una aventura llena de sorpresas y de emociones. Cielo tenía una probabilidad de morirse en el siguiente año mayor al 90% y nos enfrentamos a muchas incertidumbres, pero hoy podemos decir que este implante es exitoso. Ella recuperó su independencia, su autonomía y su calidad de vida”.

Su historia inició cuando el diagnóstico de los médicos arrojó que su corazón no tenía la capacidad de bombear sangre con la fuerza requerida por su cuerpo. Esta condición la dejaba agotada al realizar tareas cotidianas como desplazarse unos cuantos pasos o comer. De hecho, se vio en la necesidad de abandonar su labor de maestra, en la que se desempeñó durante 30 años.

Dada su condición, podría haber optado por un trasplante de corazón, pero su cuerpo no era apto para ello. Por lo tanto, se requirió el implante de un corazón artificial. En 2014, Cielo recibió el anuncio de la llegada de este dispositivo; y no cualquiera: el primero de su tipo en Latinoamérica.

El dispositivo, conocido como HeartMate II, es una bomba mecánica implantable que reemplaza la función del corazón debilitado. Funciona con energía eléctrica para bombear sangre por todo el cuerpo y debe llevarse consigo a todas partes. Tiene una fuente de poder que sale por la piel del abdomen y está conectada a una pequeña computadora encargada de su funcionamiento. Este equipo, que lleva consigo en un bolso, tiene dos baterías portátiles con cargas que duran entre 14 y 16 horas, permitiéndole salir sin problemas.

Image

HeartMate II, el corazón artificial implantado que mantiene a Cielo con vida y con el que cumple una década

Hoy, con una colorida mochila al hombro que recibió como regalo de una amiga el día de su cumpleaños, esta santandereana de 66 años lleva a cuestas el dispositivo que la mantiene con vida y que se convirtió en parte de su cuerpo. “Mi mochila es mi vida, aunque a veces me pese un poco, pero es lo que me tiene en este mundo y lo que me ha permitido vivir mi segunda vida”, expresa Cielo.

Gracias a esta tecnología, el cuidado de su familia y el seguimiento constante por parte de los profesionales del HIC Instituto Cardiovascular, Cielo puede seguir dando paseos con Dulce, su perrita; jugando parqués con sus amigas, viajando, y visitando restaurantes para comer mute, su plato favorito.

“Yo creo que el secreto para tener 10 años con este corazón artificial es tener tranquilidad, ser feliz y estar rodeado del cariño de las personas”, dice. Actualmente, sus planes incluyen continuar viajando y menciona especialmente su deseo de conocer Estados Unidos, ya que fue allí donde se creó el dispositivo que hoy la mantiene cumpliendo sus sueños y viviendo a plenitud.

Un nuevo año para el Programa de Asistencia Ventricular (Corazón Artificial) Junto a Cielo, el Programa de Asistencia Ventricular del HIC Instituto Cardiovascular alcanza también una década de logros. “Muy pocos pacientes en el mundo llevan más de 10 años con un corazón artificial.

Lo que hemos aprendido a través de ella nos ha permitido ayudarles a otros pacientes y tener hoy un programa de corazón artificial que ha implantado a numerosos pacientes con corazón artificial y que les ha ofrecido una posibilidad de recuperar su vida y de poder vivirla sin límites durante un largo plazo”, explica el Dr. Leonardo Salazar, director del Programa de ECMO y Asistencia Ventricular.

De los 38 implantes de corazón artificial que se han realizado en Colombia, 33 han sido en el HIC Instituto Cardiovascular. Esta opción ha demostrado ser efectiva tanto para prolongar la vida de pacientes con enfermedades cardíacas terminales, así como terapia de puente para aquellos que esperan un trasplante de corazón y creen que no tienen otra opción viable en este momento.

Image

Para conmemorar una década con su corazón artificial, Cielo recibió un emotivo homenaje por parte del equipo HIC Instituto Cardiovascular, junto a sus familiares.