Fundación Cardiovascular de Colombia

Noticias

Así utilizan vapor de agua en Santander para tratar problemas urinarios

Image
Así utilizan vapor de agua en Santander para tratar problemas urinarios

  • Por primera vez en Santander, y segunda en Colombia, se empleó la Terapia de Vapor de Agua para tratar la hiperplasia prostática benigna: crecimiento de la próstata que afecta el flujo de la orina.
  • El equipo médico del Hospital Internacional de Colombia, liderado por el urólogo Wilmer Rivero, desarrolló el procedimiento en un hombre de 43 años.
  • Esta terapia se realiza en cinco minutos y la mayoría de los pacientes empieza a sentir alivio a las dos semanas del procedimiento.
Bucaramanga, enero de 2022. Dificultad para empezar a orinar, aumento en la frecuencia urinaria y goteos después de ir al baño, son algunos de los síntomas de la hiperplasia prostática benigna, una afección que se presenta en la mayoría de los hombres en etapa adulta y que en Colombia ya puede tratarse en solo cinco minutos mediante una técnica especial conocida como Terapia de Vapor de Agua.

En una de las salas de cirugías del Hospital Internacional de Colombia (HIC), un hombre de 43 años fue el primer paciente del nororiente colombiano en recibir esta intervención mínimamente invasiva, cuyo objetivo es reducir el tamaño de la próstata y acabar con los problemas urinarios que desencadena ese crecimiento.

En el procedimiento se utiliza una pistola con un extremo delgado para ingresar por la uretra, el conducto que expulsa la orina. “Una vez adentro, llegamos a la zona prostática y administramos cantidades pequeñas de vapor de agua a una alta velocidad y presión para atrofiar el tejido que afecta el paso normal de la orina”, explica Wilmer Rivero Rodríguez, jefe de Urología del HIC.

Esta terapia se desarrolló hace poco más de cuatro años en el mundo y es hoy una alternativa a los tratamientos convencionales. “Una opción de manejo son los medicamentos, que alivian los síntomas pero generan efectos secundarios, y también tenemos las cirugías”, asegura Rivero.

En ese último grupo se encuentran la cirugía abierta, la laparoscópica y la endoscópica, que puede hacerse mediante láser, energía eléctrica o vapor de agua. De acuerdo con el jefe de Urología del HIC, la gran ventaja de este nuevo procedimiento es que “las complicaciones son escasas y se hace una preservación completa de la función sexual en todos sus aspectos como lo son la erección, el deseo y la eyaculación”.

Después de los cinco minutos que toma el proceso, al paciente se le instala una sonda temporal (se mantiene entre siete y 10 días) para disminuir la sensibilidad urinaria y permitirle la salida hacia su hogar sin ninguna restricción. La mayoría de los hombres que se someten a esta terapia presentan un alivio de los síntomas tan solo dos semanas después del tratamiento.

Diferentes estudios clínicos han evidenciado que los resultados positivos de la intervención se sostienen durante al menos cinco años y ya se están realizando análisis para evaluar la evolución en un plazo más largo.

¿Por qué el crecimiento de la próstata genera problemas urinarios?

La uretra masculina es un conducto de 18 centímetros en promedio por el cual viaja la orina desde la vejiga hasta el exterior del cuerpo. Justo alrededor de este canal se encuentra la próstata, que al aumentar en grandes niveles su tamaño puede generar obstrucciones del flujo urinario. 

La hiperplasia prostática benigna usualmente se presenta después de los 40 años. Se estima que esta condición afecta a la mitad los hombres de 80 en adelante. “Este es el cuadro clínico más comúnmente diagnosticado y manejado por los urólogos en nuestra región. Casi que se puede decir que todos vamos a padecer de esta condición y que dependiendo de la magnitud vamos a necesitar algún tipo de tratamiento”, señala Rivero Rodríguez.

Por eso es importante consultar a tiempo con el urólogo ante la presencia de síntomas como flujo urinario irregular, ardor o el deseo incontrolable de orinar justo cuando acaba de hacerlo, como si fuera imposible vaciar totalmente la vejiga.
 
Image

Imprimir   Correo electrónico