Fundación Cardiovascular de Colombia

Blog

Cita con tu bienestar

Nueva hepatitis en niños: ¿qué sabemos ahora que ya está en Colombia?

Más de 600 casos de una nueva forma de hepatitis aguda en niños han sido reportados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) alrededor del mundo. En los países latinoamericanos como México, Panamá y Argentina se han detectado hasta ahora 30 casos. El ministerio de salud y el Instituto Nacional de Salud (INS) confirmaron el primer caso de esta enfermedad en Colombia.

Image

Aunque ocurre con muy baja frecuencia, la hepatitis aguda severa se puede producir en los niños. Múltiples factores pueden provocar la inflamación del hígado, desde patógenos como virus hasta toxinas. Sin embargo, muchas veces no se logra determinar con exactitud el origen de esta afección. Se estima que alrededor del 30-50% de los casos de hepatitis en niños son de causa desconocida.

Recientemente, la OMS reportó 650 casos probables de hepatitis aguda de origen desconocido en niños. De estos, 38 (6%) necesitaron trasplante hepático para su recuperación y 9 (1%) fallecieron. La mayoría de los casos se han presentado en el Reino Unido, pero hoy en día se han identificado infecciones similares en más de 30 países, incluida ahora Colombia. Es una enfermedad que resulta preocupante porque los casos han implicado niños menores. Según la información recopilada por el Sistema de Vigilancia Europeo TESSy (del inglés, European Surveillance System) al 20 de mayo, el 74.5% de los casos se presentaron en menores de 5 años.

Después de descartar las causas conocidas de hepatitis, diversas hipótesis han surgido para tratar de explicar esta enfermedad, no obstante, hasta ahora ninguna se ha podido comprobar. Resultados de laboratorio han mostrado la presencia de adenovirus en algunas muestras de pacientes enfermos. Los adenovirus son patógenos comunes que generalmente provocan malestares respiratorios, aunque en ocasiones se han relacionado con hepatitis en niños inmunocomprometidos y en adultos. En la mayoría de las muestras se ha identificado el subtipo 41 de adenovirus, que en el pasado se ha asociado solamente a molestias gastrointestinales. Algunos piensan que la presencia de adenovirus en las muestras tomadas puede ser un hallazgo incidental teniendo en cuenta que es un virus común. Además, al parecer se han presentado fallas en la toma y manejo de las muestras y todavía hay muchos datos incompletos.

Image

Por otro lado, también se ha planteado una relación causal con el SARS-CoV-2, donde la afectación hepática sería una complicación por una infección previa o resultaría de una coinfección entre este virus y por ejemplo un adenovirus. De igual manera, se ha hablado acerca de la posibilidad de que se trate de un nuevo adenovirus o que el hecho de que los niños han estado menos expuestos a este tipo de virus durante la pandemia los haya vuelto más susceptibles a enfermar por este tipo de patógenos. No obstante, la implicación de la vacuna para COVID-19 ha sido descartada como factor causal, puesto que la mayoría de los niños afectados no habían sido vacunados al momento de enfermar.

Mientras avanzan las investigaciones sobre el origen y las opciones terapéuticas para esta enfermedad, es importante hacer énfasis en la necesidad de detectarla lo antes posible para así orientar mejor su atención. Según lo que se ha observado hasta ahora, muchos de estos niños han requerido manejo en cuidados intensivos e incluso trasplante hepático, por lo que se hace imprescindible que el tratamiento se realice en un centro especializado.

Image

Recomendaciones generales 

  • Asegurarse de tener todas las vacunas al día
  • Lavarse las manos frecuentemente
  • Evitar las aglomeraciones
  • Favorecer la ventilación en espacios cerrados
  • Usar tapabocas cuando se considere necesario o según las recomendaciones locales
  • Beber agua limpia y potable
  • Lavar y cocinar bien los alimentos que se van a consumir
  • Evitar el contacto con personas enfermas
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca
  • Cubrir nariz y boca al toser o estornudar
  • Mantener una distancia prudencial con las demás personas
  • En caso de sentirse enfermo, consultar inmediatamente y evitar el contacto con otras personas.


¿Cuándo consultar?

Signos de inflamación hepática 

  • Ictericia (coloración amarilla en piel y ojos)
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Náuseas o vómitos
  • Orina oscura
  • Heces claras
  • Dolor abdominal
  • Dolor en las articulaciones

Pediatría

FCV ONLINE TALKS: Vacunación en Pediatría, Mitos y Verdades

Artículos Populares


Imprimir   Correo electrónico