¿Qué tanto me debe preocupar el cáncer de colon?

En el 2020, 935 mil personas en el mundo perdieron la vida a causa del cáncer colorrectal. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el cáncer de colon es el tercer tipo de cáncer más frecuente en hombres y el segundo en mujeres a nivel global.

Image
Existen tumores que se desarrollan y crecen en la pared interna del colon o del recto (intestino grueso). A este crecimiento descontrolado de células anormales se le denomina, por su ubicación, cáncer de colon o de recto. Debido a que comparten características similares, estos tipos de cáncer se agrupan bajo el término de cáncer colorrectal o cáncer de colon, como se le conoce más comúnmente.
 
El cáncer colorrectal suele afectar a personas mayores, sin embargo, puede presentarse a cualquier edad. En sus primeros estadíos no suele haber síntomas. La enfermedad avanzada puede manifestarse a través de cambios en el tránsito intestinal (constipación o diarrea de larga duración), molestias o dolor abdominal, sangrado rectal o presencia de sangre en las heces (coloración marrón oscura o negra), debilidad, fatiga y pérdida de peso sin razón aparente. Si bien la presencia de estos síntomas no significa que se tiene cáncer de colon, es importante acudir al médico para que mediante un chequeo completo se pueda identificar la causa de estos problemas y tratarlos adecuadamente.
Image

En la mayoría de los casos, el cáncer de colon se origina a partir de protuberancias benignas que crecen en la capa interna del intestino grueso y se denominan pólipos. Dependiendo de sus características y de su composición, algunos pólipos pueden transformarse en cáncer con el pasar de los años. El éxito del tratamiento radica en la detección temprana de la enfermedad. Se recomienda que las personas que tengan entre 50 y 75 años se sometan a pruebas de tamizaje específicas que permitan detectar la presencia de pólipos precancerosos o de lesiones cancerosas en estadíos tempranos (sangre oculta en heces, sigmoidoscopia, colonoscopia). En algunas ocasiones, este tipo de exámenes se debe realizar en personas más jóvenes cuando existen antecedentes familiares de la enfermedad u otro factor de riesgo. Cuando el cáncer de colon es detectado antes que invada otro tejido u órgano, la supervivencia a 5 años puede ser del 90%. 

El cáncer colorrectal está asociado a factores de riesgo que pueden ser modificables o no modificables. Algunos de los factores de riesgo no modificables son: edad (mayor a 50 años), historia familiar y personal de cáncer o pólipos colorrectales, enfermedades intestinales inflamatorias (colitis ulcerativa, enfermedad de Crohn), enfermedades hereditarias (poliposis adenomatosa, síndrome de Lynch), diabetes y haber recibido radioterapia dirigida hacia el abdomen. Por otro lado, cambiando ciertos aspectos del estilo de vida y de la dieta se pueden disminuir los riesgos modificables:

 

1. Peso saludable:

La obesidad y el sobrepeso se han asociado a un mayor riesgo de padecer cáncer de colon. Mantener un peso saludable puede contribuir a disminuir este riesgo.
Image

2. Actividad física:

Hacer ejercicio de intensidad moderada y disminuir el tiempo de inactividad (sentado o acostado) puede ayudar a reducir el riesgo.
Image

3. Dieta:

Aunque no se tiene certeza sobre cuáles factores nutricionales influyen en la disminución del riesgo, es probable que la limitación del consumo de carnes rojas y embutidos; y llevar una dieta rica en frutas, verduras y granos enteros; contribuya a prevenir el desarrollo de la enfermedad.
Image

4. Dejar de fumar:

El hábito de fumar está asociado no solamente a un mayor riesgo de desarrollar cáncer de colon sino también a varios tipos de cáncer y otras enfermedades. Dejar de fumar es un paso importante para llevar una vida más saludable.
Image

5. Alcohol:

Se ha visto que el consumo de alcohol aumenta el riesgo de padecer cáncer colorrectal sobre todo en los hombres. Se debe limitar su consumo a un vaso diario para las mujeres y dos diarios en el caso de los hombres. Sin embargo, evitar su consumo sigue siendo la mejor opción en términos de prevención.
Image

6. Chequeo médico:

La realización de las pruebas de tamizaje para el cáncer de colon es la herramienta de prevención más poderosa y deben hacer parte del chequeo médico.
Image

Cápsula

Recomendado

Artículos Populares


Imprimir   Correo electrónico