Fundación Cardiovascular de Colombia

Blog

Cita con tu bienestar

¿Qué es la escoliosis? Causas y factores de riesgo

La escoliosis afecta a personas de todas las edades, aunque suele ser más frecuente en niños y adolescentes. En la mayoría de los casos no se necesita tratamiento, sólo un pequeño porcentaje de personas requerirá algún tipo de cirugía correctiva.

Image

Muchas veces escuchamos hablar de escoliosis, pero no sabemos con exactitud de qué se trata. En realidad, la escoliosis hace referencia a una desviación lateral de la columna vertebral: se presenta como una curvatura anormal en forma de S o de C. Esta deformidad debe ser mayor de 10° (diez grados) para ser considerada escoliosis. 

Hay distintos tipos de escoliosis siendo la más frecuente la idiopática, diagnóstico que se da cuando no se ha encontrado una causa específica de la deformidad. Suele manifestarse en la adolescencia y se asocia al crecimiento, es común en niñas con un crecimiento rápido, para quienes una evaluación clínica completa es clave antes de la menarquia (primera menstruación). 

La mayoría de los niños con escoliosis leve no presentan síntomas. Cuando la curvatura es más pronunciada, puede presentarse dolor de espalda. En algunos casos puede observarse que estos niños tienen: hombros, cadera o cintura desiguales; desviación visible de la columna; costillas que sobresalen más de un lado que del otro.

Image

Si se presenta una deformidad leve no requiere tratamiento solamente observación, pero sí es primordial llevar revisiones anuales ya que, si esta deformidad se acelera, será necesario un control exhaustivo de la misma. Desde que se presenten más de 30° (treinta grados) de deformidad el paciente debe llevar continuamente un corsé corrector, si lo frena termina el tratamiento, si continúa progresando es necesaria una intervención quirúrgica donde se fije la curva escoliótica. 

Además de esta escoliosis temprana, cuando el problema se detecta después de la pubertad se habla de escoliosis del adulto, debido a que la deformidad se manifiesta después de que el crecimiento del esqueleto ha culminado. Aunque la escoliosis suele ser indolora, los cambios degenerativos de la columna asociados a la edad pueden ocasionar dolor. Se debe a un cuadro de inestabilidad de la columna lumbar que deforma a la misma de forma progresiva. El tratamiento suele ser conservador buscando disminuir el dolor y reforzar mediante ejercicios los músculos de la espalda y el abdomen. Sin embargo, en algunos casos una cirugía extensa puede ser necesaria, pero suele ser la última opción debido al alto riesgo de complicaciones que puede presentar.
 

Causas 

Hasta ahora no se conocen con exactitud las causas de esta afectación, aunque es probable que la herencia juegue un rol importante. Dentro de las causas menos comunes de escoliosis se encuentran: 

  • Parálisis cerebral infantil o distrofia muscular
  • Defectos de nacimiento que afectan la normal formación de la columna vertebral
  • Cirugías en los primeros meses de vida en la pared torácica
  • Lesiones o infecciones de la columna vertebral
  • Anomalías en la médula espinal


Factores de Riesgo
 

Algunos de los factores de riesgo más frecuentes son:

  • Antecedentes familiares: la escoliosis puede heredarse, pero la mayoría de los casos no tienen familiares con esta afectación.
  • Sexo femenino: aunque afecta a ambos sexos por igual, las niñas suelen padecer casos más severos.
  • Edad: Los primeros síntomas aparecen en la adolescencia.

Cuidamos vidas - Pediatría

Instituto de Ortopedia y Traumatología

Artículos Populares


Imprimir   Correo electrónico