• Cotizaciones de planes de tratamiento, según recomendación médica.
  • Verificación de cobertura de seguro médico.
  • Actualización periódica de gastos generados durante el proceso de atención.
  • Generación de cuenta traducida a inglés y en dólares, de ser necesario.
  • Constante comunicación con el departamento administrativo de su entidad remitente en el exterior.