En la fotografía: Cristian Rodríguez Martínez, médico residente del posgrado de Cardiología Pediátrica; y en la pantalla, Alejandro López Magallón, médico de la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiacos y Telemedicina en el Children’s Hospital of Pittsburgh de UPMC.

  • Mediante un convenio llevado a cabo con el Children’s Hospital of Pittsburgh de UPMC, especialistas de la FCV tienen la posibilidad de obtener asesoría por parte de expertos durante la evaluación y el tratamiento de sus pacientes.
  • El programa ha contribuido notablemente con la disminución de la estancia hospitalaria. Asimismo, la mortalidad general en la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiacos, que en 2011 registró un 10.7%, se redujo a 3.7% en 2015.
  • La alianza refuerza el entrenamiento del equipo médico y asistencial en áreas como trasplantes, patología, anestesia, cirugía y medios diagnósticos del Servicio Cardiovascular Pediátrico.

Bucaramanga, enero de 2017. Desde hace ocho años, niños con cardiopatías congénitas complejas en Colombia, reciben una segunda opinión médica por parte de especialistas del Children’s Hospital of Pittsburgh de UPMC, centro cardiovascular pediátrico de alto desempeño ubicado en Pensilvania, al noreste de Estados Unidos.

El programa consiste en llevar a cabo teleconsultas entre expertos de la institución y cardiólogos, cirujanos e intensivistas del Instituto Cardiovascular de la FCV. Los doctores en Pittsburgh, tienen acceso al expediente electrónico (SAHI), estudios de imagen, telemetría –medición o registro de procesos y eventos electrocardiográficos a distancia–, y videovigilancia.

“Ellos pueden ver en tiempo real lo que está haciendo el niño, conocer sus signos vitales y evaluar los datos de su evolución. Establecemos comunicación con los expertos y a través de un monitor y una videocámara de alta definición, discutimos acerca de su condición clínica; de esta manera revisamos en conjunto cada uno de los casos. Todos los días nos conectamos, bien pueden ser diez minutos o dos horas –de acuerdo con la complejidad del paciente que estemos tratando–, pero lo hacemos a diario”, explica Javier Castro Monsalve, cardiólogo pediatra de la FCV.

La aplicación de esta tecnología estableció un monitoreo de las 24 camas ubicadas en Cuidado Intensivo Cardiovascular Pediátrico. Cabe resaltar que los doctores escogen los casos que les estén generando alguna dificultad o duda; de igual manera, comparten con sus pares los sucesos de éxito.

Para Alejandro López Magallón, médico de la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiacos y Telemedicina en el Children’s Hospital of Pittsburgh de UPMC, los logros más representativos desde que se consolidó la alianza entre esta institución y la FCV, se han evidenciado en el avance de la capacidad del equipo local para el manejo de neonatos con cardiopatías congénitas críticas, incluyendo cirugía e intervencionismo. El doctor afirma que ha existido una disminución significativa de la estancia hospitalaria después del inicio del programa; también señala que la mortalidad general en la Unidad de Cuidados Intensivos Cardiacos, que en 2011 registró un 10.7%, se redujo a 3.7% en 2015.

Por otro lado, agrega que el proyecto ha contribuido con el progreso médico de la FCV en torno a la implementación del dispositivo de oxigenación por membrana extracopórea –conocido como ECMO–en pacientes pediátricos críticamente enfermos, con colapso cardiopulmonar presente o inminente; y ha impulsado el desarrollo de técnicas de asistencia ventricular mecánica prolongada, como puentes para el trasplante cardiaco o para la recuperación de los pacientes. “El avance de la entidad hospitalaria en este campo ha sido tal, que se ha convertido en un centro de referencia regional, e incluso fuera de Colombia, para pacientes que de otro modo no tendrían una expectativa de sobrevida”, asegura.

Vale la pena aclarar que si bien la telemedicina no sustituye el trabajo local, funciona como complemento en la mejora de la atención médica. “Los médicos del Children’s Hospital nos ayudan a revisar nuestras conductas desde la óptica de un especialista que está en un centro de la más alta calidad en el mundo”, apunta el doctor Castro Monsalve. La herramienta permite además, acrecentar el desempeño científico del personal; de acuerdo con Cristian Rodríguez Martínez, médico residente del posgrado de Cardiología Pediátrica, esta iniciativa se consolida como una jornada docente, que facilita el intercambio de información sobre diagnósticos, tratamientos y evaluaciones en los pacientes.

Una alternativa que quiebra las barreras espacio temporales en la atención médica

De acuerdo con un artículo publicado por ElHospital.com, “la telemedicina hoy entra a desempeñar un papel fundamental en lo que concierne a la mejora sostenible de la salud de las comunidades (…) Con los avances generados durante los últimos años de las telecomunicaciones alámbricas e inalámbricas, entrará a ejercer un rol de marcada importancia en todos los países del mundo”. (Karim Nader Ch., MD).

Hasta la fecha, UPMC ha compartido su experiencia clínica y organizacional mediante un modelo “confiable, seguro y costo-eficiente” –en palabras del doctor López–. La FCV por su parte, añade el especialista, ha contribuido en la labor con un equipo de trabajo disciplinado y versátil. La organización, que ha sido dispuesta con una base tecnológica sofisticada para la ejecución del programa, ha adaptado el modelo de cuidado en Colombia, teniendo en cuenta las diferencias culturales, legales, económicas y del servicio de salud de ambos países, enmarcados en los mayores estándares éticos.

PILAR ANDREA SALCEDO AMOROCHO

Contacto: 316-3109705/ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

OFICINA DE PRENSA – FCV