• La iniciativa conocida como “Change Pain”, estará disponible para expertos de diferentes organizaciones médicas. El primer convenio oficial, lo desarrolla con la FCV − Fundación Cardiovascular de Colombia.
  • Mediante una especie de “diplomado de dolor”, la empresa europea e instituciones nacionales esperan que médicos y enfermeras tengan fácil acceso a conocimientos en la materia.
  • Con la propuesta, se mejorará significativamente la calidad de vida de pacientes que padezcan dolores crónicos o agudos.

Bucaramanga, noviembre de 2016. Por primera vez se implementa en una entidad médica en Colombia, una plataforma web que capacita al personal médico y asistencial, en torno al manejo del dolor y cuidado paliativo. El programa llamado “Change Pain”, que hace parte de una estrategia global de la compañía alemana Grünenthal Group, pone a disposición del equipo de profesionales una serie de módulos interactivos, cuyo estudio pretende generar mayor concientización frente al tema.

Alivio del dolor, como un derecho humano

El proyecto, que ha tenido gran desarrollo en Europa y algunos países de Latinoamérica, busca conseguir que el paciente tenga una mejor calidad de vida en medio de su enfermedad. Cabe resaltar que la página web está vigente en Colombia desde hace más de cuatro años de forma libre y gratuita. “Tenemos alrededor de 3.800 usuarios en el país”, señala Camilo Mojica Rivadeneira, director médico de Grünenthal Colombiana S.A. No obstante, agrega: “Hoy, queremos llevar a cabo convenios especiales con instituciones, pues estamos convencidos, que a través de esta pedagogía, el mensaje puede llegar efectivamente a todos”.

Según el representante, el beneficio de la alianza radica en que, conforme a las exigencias de cada organización, además de las competencias universales, se ofrecerá un currículo específico, “teniendo en cuenta hasta qué nivel el grupo interdisciplinario de la institución deberá tener conocimiento de dolor”. Asimismo, la plataforma será auto – administrada, por lo que el personal sólo requerirá, en ocasiones, la asistencia de un tutor técnico. El convenio, firmado a cinco años entre la empresa y la FCV, formará al talento humano que haga parte de sus centros hospitalarios, para que esté comprometido con la humanización del trato hacia el paciente. “La educación en dolor es muy pobre y la cantidad de especialistas que hay es poca. Necesitamos más gente entrenada en el área. De las 44 facultades de medicina que existen en Colombia, solamente siete tienen en su pénsum, cátedra sobre dolor. Es decir, que a la mayoría de médicos graduados en el país, jamás les explicaron cómo tratarle el dolor a un paciente con cáncer, por ejemplo”, afirma Omar Gomezese Ribero, director de la Clínica de Dolor y Cuidado Paliativo de la FCV.

Si bien desde 2004 la institución recibió la certificación de “Hospital Sin Dolor” por parte de la Asociación Colombiana para el Estudio del Dolor (ACED) y se ha convertido, de acuerdo con el doctor Gomezese, en centro de referencia para Latinoamérica, vale la pena emplear las iniciativas propuestas a nivel mundial para integrarlas a la parte educativa del personal. “Nosotros trabajamos de forma conjunta, de tal manera que el médico, la enfermera o el especialista encargado intentará brindarle alivio al paciente que esté padeciendo de dolor. Hasta la fecha, hemos realizado varios cursos y capacitaciones a nuestra gente, pero debido a los nuevos ingresos se ha vuelto imprescindible la necesidad de contar con algo más dinámico −que quedará ahora consolidado a través de esta herramienta virtual en la web−”.

Debido a que la idea se lanzó inicialmente en 12 países europeos en 2009, el programa cuenta ya con antecedentes de éxito en torno al tratamiento de dolor crónico, y más recientemente en dolor agudo −aquel que hace parte del sistema defensor del organismo y tiene una relación temporal o causal identificable con una lesión o enfermedad−.

De acuerdo con un informe publicado por changepain.org, los pacientes con dolor crónico intenso están, en la mayoría de los casos, insuficientemente tratados, lo que representa un problema para la sociedad. “Nuestra preocupación es que en las instituciones no se utilizan los medicamentos de forma conveniente y no existe una sensibilidad especial con respecto a lo que tiene que sobrellevar la persona enferma; lo que queremos es generar la idea de que el dolor debe ser tratado de manera equitativa, igual para todos”, expone Mojica Rivadeneira.

Una alternativa integral

La creación de unidades de dolor ha permitido que los pacientes que conviven con estas aflicciones, puedan tener un abordaje multidisciplinario mediante la labor de psicólogos, psiquiatras, enfermeros, fisioterapeutas, y anestesiólogos, entre otros. “Nosotros hemos querido, en primer lugar, aliviar todos los síntomas asociados a la enfermedad o a los tratamientos, como son el estreñimiento, el vómito, la pérdida de apetito, o el insomnio, por ejemplo; adicionalmente, le brindamos al usuario acompañamiento en la parte espiritual y social”, señala el doctor Gomezese Ribero.

De acuerdo con el médico, lo primero que debe hacer el equipo encargado es detectar el dolor en el paciente, de forma que pueda ser tratado conforme a sus necesidades. Para Fernando Castellanos Suárez, psicólogo del grupo de la Clínica del Dolor, su enfoque, en este caso, está encaminado a orientar a las personas para que tengan un mayor control emocional sobre lo que les está sucediendo; también, está dirigido a reforzar la adherencia a los tratamientos, “pues muchas veces los pacientes consideran que un manejo paliativo significa simplemente estabilizarlos y ya. Pero el tratamiento influye en gran medida, en la consecución de una calidad de vida óptima para ellos y sus familias”, asegura.

Hoy por hoy, se reconoce el liderazgo de la institución en manejo del dolor de enfermedad isquémica del corazón y miembros inferiores, así como en neuralgia del trigémino −un tipo de dolor crónico que afecta la cara−. Ahora, con la apertura del Instituto del Cáncer del HIC y gracias a la conformación de un centro encauzado en alivio del dolor para todas las especialidades del complejo hospitalario, comenta el especialista, incrementará el flujo de pacientes con cuidado paliativo, tema en el que la entidad espera, estar a la cabeza.

PILAR ANDREA SALCEDO AMOROCHO

Contacto: 316-3109705/ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

OFICINA DE PRENSA – FCV