• Una investigación liderada en Santander, busca implementar el uso de las comunicaciones móviles para mejorar la salud pública.
  • Gracias a los bajos costos y al uso masivo de la telefonía celular en el país, el grupo científico quiere impactar en el comportamiento de pacientes que han sufrido de enfermedades cardiovasculares.
  • Profesionales del Reino Unido, quienes trabajan en conjunto con el equipo de investigadores colombianos, empiezan a replicar la iniciativa en otros países como India y Ghana.

Bucaramanga, octubre de 2016. Un proyecto de investigación evaluado y financiado por el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias), tiene el propósito de promover cambios de conducta en personas que han padecido de alguna enfermedad cardiovascular, para que mejoren la toma de medicamentos requeridos.

A través del uso de Salud Móvil (mSalud, del inglés mHealth), investigadores de la FCV – Fundación Cardiovascular de Colombia, y de la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB), buscan evitar que los pacientes con dichas patologías, padezcan la aparición de un segundo suceso de este tipo.

Es necesario mencionar que los últimos reportes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalan, que en 2012 murieron por esta razón 17,5 millones de personas. Asimismo, el ente estima para el 2030, un número cercano a los 23,6 millones de fallecimientos por enfermedades del corazón. Si bien éstas son las principales causantes de muerte en el mundo, más del 80% de las defunciones que se producen por tal motivo, se dan en países de ingresos bajos y medios. De acuerdo con la directora de Investigaciones, Desarrollo e Innovación de la FCV, Norma Cecilia Serrano Díaz, quienes han tenido alguna enfermedad cardiovascular, son cinco veces más propensos a sufrir nuevamente un evento relacionado con el tema, si no tienen un manejo adecuado del tratamiento, que incluye una terapia combinada de varios medicamentos a lo largo de la vida.

Pese a que los cuatro grupos de medicina recomendados para disminuir estos segundos incidentes cardiovasculares se encuentran dentro del Plan Obligatorio de Salud Colombiano (POS), la doctora agrega que desafortunadamente en Colombia, hasta un 75% de los pacientes con estas complejidades no los están usando, hecho que podría llevarlos incluso hasta la muerte.

Y es que las razones por las cuales existe una pobre adherencia a los medicamentos son múltiples e incluyen problemas de acceso a los mismos, complejidad en el tratamiento, efectos adversos a la medicación, creencias de que el proceso no es necesario, fallas para recordar su toma, y una pérdida de interés cuando su beneficio no es perceptible.

Por lo anterior, la FCV está adelantando una investigación denominada “Txt2 Heart – Colombia: Ensayo clínico aleatorizado para evaluar la eficacia y seguridad de mensajes de texto para incrementar adherencia a medicamentos cardiovasculares en pacientes con antecedente de enfermedad cardiovascular”, como infarto del miocardio, revascularización coronaria, enfermedad cerebrovascular isquémica y enfermedad arterial periférica.

El estudio, que espera tener evidencia científica validada, busca demostrar mediante anuncios cortos entregados a través de telefonía móvil, un cambio de comportamiento en pacientes colombianos con dichos antecedentes. Los resultados deberán verse reflejados en el incremento del uso de la medicina, y en los indicadores de eficacia terapéutica. Si la intervención es segura, el grupo multidisciplinario –conformado por médicos, enfermeras, psicólgos, bioestadistas, epidemiólogos, ingenieros de sistemas, bacteriólogos, entre otros– pretende que a través de estas iniciativas, mejore significativamente la salud pública.

El proyecto investigativo incluirá a 1600 personas, de las cuales, la mitad recibirá un texto enfocado a romper las barreras y creencias que afectan la adherencia a los medicamentos. Los otros 800 usuarios continuarán con su cuidado habitual. Vale la pena indicar que los mensajes, diseñados por un grupo de expertos en psicología de la UPB, han sido validados por pares en el Reino Unido. Por su parte, el equipo de la FCV será el encargado de liderar la captación de pacientes, su evaluación y las pruebas de laboratorio para constatar el impacto en el tratamiento. En todos los involucrados se medirá –por medio de muestras de sangre– una serie de marcadores para definir con exactitud la efectividad de la idea, que bien podrá ser escalada a otras patologías frecuentes en el medio.

La estrategia es especialmente relevante si se tiene en cuenta el rápido crecimiento en el uso de tecnología móvil a nivel mundial, herramienta que cuenta cada vez más, con capacidades técnicas mejor desarrolladas. Según un informe publicado en 2015 por Vrainz –aceleradora enfocada en proyectos de Internet y telefonía celular–, gracias a la penetración que alcanza el 134% en América Latina, la telefonía celular se ha convertido en el medio principal de acceso a la información y a distintos servicios fundamentales para los habitantes de los veinte países que componen la región.

Aprovechando la condición de Colombia, en donde el porcentaje de personas con teléfono celular a nivel nacional fue, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), de 68.3% a finales de 2013, profesionales quieren hacer uso efectivo de las tecnologías para la educación en salud. Cabe resaltar que el equipo de expertos de University College London (UCL) y London School of Hygiene & Tropical Medicine del Reino Unido –pionero en el mundo frente al manejo de mSalud– está trabajando en conjunto con los investigadores colombianos para replicar el proyecto en otros territorios. A la fecha, han logrado incluir, dentro de su panorama, países como India y Ghana, a través de metodologías que toman curso y lidian con ciertos retos en el aseguramiento de la prestación de servicios de salud para la población.

PILAR ANDREA SALCEDO AMOROCHO

Contacto: 316-3109705/ Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

OFICINA DE PRENSA – FCV