En 2014, la FCV – Fundación Cardiovascular de Colombia implantó por primera vez un corazón artificial en Suramérica, a una paciente de 56 años. La intervención, que daría “nueva vida” a Cielo González Díaz, estuvo a cargo del equipo de médicos expertos en técnicas de soporte vital artificial de la institución, y marcaría un hito en el tratamiento de las enfermedades del corazón, tan frecuentes en el país y en el mundo.

Esta tecnología ha ofrecido importantes avances: está diseñada para reducir las complicaciones, mejorar la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes con insuficiencia cardíaca avanzada. Vale la pena señalar que en Colombia, alrededor de 5,6 millones de personas (1 de cada 6 personas), sufre de alguna cardiopatía; entre estas, se encuentra la insuficiencia cardíaca.

Gracias a la técnica, mediante la cual se implanta una bomba mecánica en el corazón, que permite estabilizar la circulación de la sangre, personas que no podían recibir un trasplante por su edad, peso, condición física, o por la baja cantidad de donantes del órgano, ahora tienen la posibilidad de disfrutar de una vida normal y productiva.

Hasta la fecha, la FCV ha implantado 20 corazones artificiales en pacientes nacionales e internacionales, con resultados de éxito comparables a los de los mejores centros del mundo en donde se realiza la intervención. Cabe resaltar que el Instituto Cardiovascular de la FCV es el único centro hospitalario en Colombia, que implanta corazones artificiales como terapia definitiva para tratar la falla cardíaca avanzada en adultos y niños; y es centro de entrenamiento para otros países latinoamericanos en la materia. Con motivo de la conmemoración de los cinco años del primer implante de HeartMate, queremos compartirle esta infografía que contiene algunos de los datos más relevantes relacionados con los resultados, la sobrevida actuarial, la línea de tiempo del programa, y el número de pacientes intervenidos.