Definición

Arritmias, disrritmias, ritmos cardíacos anormales, bradicardia o taquicardia es un trastorno de la frecuencia cardíaca (pulso) o del ritmo cardíaco, como latidos demasiado rápidos (taquicardia), demasiado lentos (bradicardia) o con un patrón irregular.

Síntomas de las arritmias

Una arritmia puede estar presente todo el tiempo o puede ser intermitente. Usted puede o no sentir síntomas cuando la arritmia está presente o puede sólo notarlos cuando usted está más activo.

Los síntomas pueden ser muy leves cuando se presentan o pueden ser graves o incluso potencialmente mortales.

Los síntomas comunes abarcan:

  • Dolor torácico
  • Desmayos
  • Latidos cardíacos rápidos o lentos (palpitaciones)
  • Mareo, vértigo
  • Palidez
  • Dificultad para respirar
  • Latidos intermitentes: cambios en el patrón del pulso
  • Sudoración

Causas de las arritmias

Normalmente, su corazón es capaz de bombear sangre hacia el cuerpo sin trabajar más arduamente de lo necesario.

Para ayudar a que esto suceda, su corazón tiene un sistema eléctrico que garantiza que se contraiga (comprima) de manera ordenada.

El impulso eléctrico que da la señal al corazón para contraerse comienza en el nódulo sinoauricular (también llamado nódulo sinusal o nódulo SA), que es el marcapasos natural del cuerpo.

  • La señal sale del nódulo sinoauricular y viaja a través de las dos cámaras superiores (aurículas).
  • Luego, la señal pasa a través de otro nódulo (el nódulo auriculoventricular) y finalmente viaja a través de las cámaras inferiores (ventrículos).
  • Diferentes mensajes nerviosos le dan la señal al corazón para palpitar más lento o más rápido.

Las arritmias son causadas por problemas con el sistema de conducción eléctrica del corazón. Otras áreas del sistema eléctrico también pueden enviar señales. Otras veces, las señales eléctricas no se pueden movilizar fácilmente o no se movilizar en lo absoluto.

Cuando se presenta una arritmia, sus latidos cardíacos pueden ser:

  • Demasiado lentos (bradicardia)
  • Demasiado rápidos (taquicardia)
  • Irregulares

Se pueden presentar problemas en cualquier lugar a lo largo del sistema de conducción, causando diversas arritmias. Los ejemplos pueden ser:

  • Fibrilación o aleteo auricular
  • Taquicardia por reentrada en el nódulo auriculoventricular (AVRNT)
  • Bloqueo cardíaco o auriculoventricular
  • Taquicardía auricular multifocal
  • Taquicardía supraventricular paroxística
  • Síndrome del seno enfermo
  • Fibrilación ventricular
  • Taquicardia ventricular: una frecuencia cardíaca que se origina en las cámaras inferiores (ventrículos)
  • Síndrome de Wolff-Parkinson-White

El riesgo de padecer una taquicardia o una bradicardia varían enormemente, dependiendo de:

  • Desequilibrios en la química sanguínea, como niveles anormales de potasio
  • Miocardiopatía, cambio o debilitamiento del miocardio
  • Insuficiencia cardíaca
  • Glándula tiroides hiperactiva
  • Ataque cardíaco previo

Las arritmias también pueden ser provocadas por algunas sustancias o fármacos, como:

  • Anfetaminas
  • Cafeína
  • Cocaína
  • Betabloqueadores
  • Psicotrópicos
  • Simpaticomiméticos
  • Algunas veces, los medicamentos antiarrítmicos, prescritos para tratar un tipo de arritmia, realmente pueden causar otro tipo de arritmia.

Pruebas diagnósticas de las arritmias

El médico auscultará el corazón con un estetoscopio y sentirá el pulso. La presión arterial puede estar baja o normal.

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes para identificar las arritmias:

  • Monitoreo cardíaco ambulatorio con un monitoreo Holter (empleado por 24 horas), un monitor de eventos o un registrador implantable (que se pueden llevar puestos durante dos semanas o más)
  • Angiografía coronaria
  • ECG
  • Ecocardiograma
  • Estudio electrofisiológico (EEF)

Si se detecta una arritmia, se pueden realizar diversos exámenes para confirmar o descartar las posibles causas. El estudio electrofisiológico se puede hacer para encontrar la arritmia y determinar el mejor tratamiento, especialmente si se está pensando en un marcapasos o en un procedimiento de ablación por catéter.

El tratamiento de las arritmias

Cuando una arritmia es seria, usted puede requerir un tratamiento urgente para restablecer el ritmo normal. Esto puede abarcar:

  • Terapia de shock eléctrico (desfibrilación o cardioversión)
  • Implantación de un marcapasos temporal para interrumpir la arritmia
  • Medicamentos a través de una vena (intravenosos)

Algunas veces, obtener un mejor tratamiento para su angina o insuficiencia cardíaca disminuirá la probabilidad de tener una arritmia.

Se pueden usar medicamentos para impedir que una arritmia se presente de nuevo o para evitar que su frecuencia cardíaca se vuelva demasiado rápida o lenta. Éstos se denominan fármacos antiarrítmicos.

Algunos de estos medicamentos pueden tener efectos secundarios. No todas las arritmias responden bien a los medicamentos.

La ablación cardíaca es un procedimiento para destruir áreas en el corazón que pueden estar causando problemas de ritmo cardíaco. Extirpar significa “destruir”.

Un cardiodesfibrilador implantable se coloca en las personas que están en alto riesgo de muerte cardíaca súbita.

  • Usted puede necesitar un desfibrilador si ha tenido ataques de taquicardia ventricular (TV) o fibrilación ventricular (FV) potencialmente mortales o si su corazón está debilitado, demasiado grande y no bombea sangre muy bien.
  • Tan pronto como la arritmia empieza, el DCI envía un choque para detenerla o una ráfaga de electroestimulación cardíaca.

Se pueden usar marcapasos para personas que tengan problemas cardíacos que provoquen que su corazón palpite demasiado lento (bradicardia). Algunos marcapasos se pueden usar para detener un frecuencia cardíaca que es demasiado rápida (taquicardia) o irregular.

 

Referencias

Epstein AE, DiMarco JP, Ellenbogen KA, Estes NA 3rd, Freedman RA, Gettes LS, et al. ACC/AHA/HRS 2008 Directrices para dispositivos basado en la terapia de Cardiac Rhythm Anomalías: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines (Writing Committee to Revise the ACC/AHA/NASPE 2002 Guideline Update for Implantation of Cardiac Pacemakers y Antiarrhythmia Devices): desarrollado en colaboración con la Asociación Americana de Cirugía Torácica y de la Sociedad de Cirujanos Torácicos. Circulación. 2008;117:e350-e408.

Hayes DL, Zipes DP. Marcapasos y desfibriladores automáticos. En: Libby P, Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, eds. Enfermedades del Corazón de Braunwald: Un libro de texto de medicina cardiovascular. 8th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2007:chap 34.

Contenido: 6 de mayo de 2010

Versión del inglés revisada por: Issam Mikati, MD, Profesor Asociado de Medicina, Feinberg Facultad de Medicina, Director, Noroeste Clínica Ecocardiograma Lab, Northwestern University, Chicago, IL. Revisión previsto por la Red de Salud VeriMed. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.