Definición

Embarazo ectópico, embarazo abdominal, embarazo tubárico o embarazo cervical es un embarazo anormal que ocurre por fuera de la matriz (útero). El bebé (feto) no puede sobrevivir y, con frecuencia, no se desarrolla del todo en este tipo de embarazo.

Síntomas

  • Sangrado vaginal anormal
  • Amenorrea
  • Sensibilidad en las mamas
  • Lumbago
  • Cólico leve en un lado de la pelvis
  • Náuseas
  • Dolor en la parte inferior del abdomen o en el área de la pelvis

Si el área del embarazo anormal presenta ruptura y sangra, los síntomas pueden empeorar. Estos pueden abarcar:

  • Sensación de desmayo o realmente desmayarse
  • Presión intensa en el recto
  • Dolor que se siente en el área del hombro
  • Dolor agudo, súbito e intenso en la parte inferior del abdomen

El sangrado interno debido a una ruptura puede llevar a que se presente hipotensión y desmayo en alrededor de 1 de cada 10 mujeres.

Causas

Un embarazo ectópico ocurre cuando el bebé comienza a desarrollarse por fuera de la matriz (útero). El sitio más común para un embarazo ectópico está dentro de uno de los conductos a través de los cuales el óvulo pasa del ovario al útero (trompas de Falopio). Sin embargo, los embarazos ectópicos también pueden presentarse en raras ocasiones en los ovarios, el área del estómago o el cuello uterino.

Un embarazo ectópico es causado frecuentemente por una afección que obstruye o retarda el paso de un óvulo fecundado a través de las trompas de Falopio hacia el útero. Esto puede ser causado por un bloqueo físico en la trompa por factores hormonales y por otros factores, como el tabaquismo.

La mayoría de los casos de cicatrización son provocados por:

  • Embarazo ectópico previo
  • Infección previa en las trompas de Falopio
  • Cirugía de las trompas de Falopio

Hasta un 50% de las mujeres con embarazos ectópicos ha tenido hinchazón (inflamación) de las trompas (salpingitis) o enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).

Algunos embarazos ectópicos pueden deberse a:

  • Defectos congénitos en las trompas de Falopio
  • Complicaciones de una apendicitis
  • Endometriosis
  • Cicatrización causada por una cirugía pélvica previa

Los siguientes factores también pueden incrementar el riesgo de embarazo ectópico:

  • Edad mayor a 35 años
  • Haber tenido múltiples compañeros sexuales
  • Fecundación in vitro

En unos pocos casos, se desconoce la causa.

Algunas veces, una mujer puede quedar embarazada después de practicársele una ligadura de trompas (esterilización tubárica). Es más probable que los embarazos ectópicos ocurran dos o más años después del procedimiento más que inmediatamente después de éste. En el primer año después de la esterilización, sólo cerca del 6% de los embarazos serán ectópicos, pero la mayoría de los embarazos que ocurran de dos a tres años después del procedimiento serán ectópicos.

El embarazo ectópico también es más probable en mujeres que hayan tenido:

  • Una cirugía para revertir la ligadura de trompas con el fin de volver a quedar embarazadas
  • Un dispositivo intrauterino (DIU) y resultaron embarazadas (muy improbable cuando estos dispositivos estaban puestos)

Los embarazos ectópicos se presentan en 1 de cada 40 a 100 embarazos.

Exámenes y Pruebas de diagnóstico

El médico llevará a cabo un examen pélvico que puede mostrar sensibilidad en dicha área.

Los exámenes que se pueden hacer son:

  • Culdocentesis
  • Hematocrito
  • Prueba de embarazo
  • Prueba de GCH cuantitativa en sangre
  • Nivel de progesterona en suero
  • Ecografía transvaginal o ecografía del embarazo
  • Conteo de leucocitos

Un aumento en los niveles de GCH puede ayudar a diferenciar un embarazo normal (intrauterino) de un embarazo ectópico. Las mujeres con altos niveles deben someterse a una ecografía vaginal para identificar un embarazo normal.

Se pueden usar otros exámenes para confirmar el diagnóstico, como:

  • Dilatación y legrado
  • Laparoscopia
  • Laparotomía

Tratamiento

Los embarazos ectópicos no pueden continuar hasta el nacimiento (a término) y se tienen que extraer las células en desarrollo para salvar la vida de la madre.

Usted necesitará ayuda médica urgente si el área del embarazo ectópico presenta ruptura, lo cual puede llevar a que se presente shock, que es una situación de emergencia. El tratamiento para el shock puede incluir:

  • Transfusión sanguínea
  • Líquidos por vía intravenosa
  • Mantenerse caliente
  • Oxígeno
  • Elevar las piernas

Si hay una ruptura, se lleva a cabo una cirugía (laparotomía) para detener la pérdida de sangre. Esta cirugía también se hace para:

  • Confirmar un embarazo ectópico
  • Remover el embarazo anormal
  • Reparar cualquier daño a los tejidos

En algunos casos, es posible que el médico tenga que extraer la trompa de Falopio.

Una minilaparotomía y una laparoscopia son los tratamientos quirúrgicos más comunes en los casos de embarazo ectópico en que no se haya presentado ruptura. Si el médico no cree que se vaya a presentar ruptura, a usted se le puede administrar un medicamento llamado metotrexato y vigilarla. Igualmente, le pueden realizar análisis de sangre y pruebas de la función hepática.

Bibliografía

Houry DE, Salhi BA. Complicaciones agudas del embarazo. En: Marx JA, ed. Rosen’s Medicina de emergencia: Conceptos y Práctica Clínica. 7th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2009:chap 176.

Lobo RA. Ectopic pregnancy: Etiology, pathology, diagnosis, management, fertility prognosis. En: Katz VL, Lentz GM, Lobo RA, Gershenson DM, eds. Integral de Ginecología. 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier;2007:chap 17.

Barnhart KT. Ectopic pregnancy. N Engl J Med. 2009;361:379-387.

Contenido: 21 de febrero de 2010

Versión del inglés revisada por: Linda J. Vorvick, MD, Director Médico, MEDEX Northwest División de Estudios de Asistente Médico, Universidad de Washington Facultad de Medicina; y Susan Storck, MD, FACOG, Jefe, Eastside Departamento de Obstetricia y Ginecología, Group Health Cooperative of Puget Sound, Redmond, Washington, Facultad Enseñanza Clínica, Departamento de Obstetricia y Ginecología, Universidad de Washington Facultad de Medicina. También se examinó por David Zieve, MD, MHA, Director Médico, ADAM, Inc. Traducido por: DrTango, Inc.

https://www.clinicadam.com/salud/5/000895.html