1. Cuidar su salud y seguir las recomendaciones del equipo médico-asistencial.
  2. Tratar con respeto a todo el personal involucrado en su proceso de atención en salud y otros pacientes.
  3. Dar buen uso a las instalaciones, equipos y recursos para la atención en salud, cumpliendo con las normas
    institucionales y reportar oportunamente situaciones que pongan en riesgo su salud.
  4. Conocer los servicios que cubre el asegurador de salud y usarlos de manera racional.
  5. Actuar de buena fe brindando información oportuna y veraz sobre su estado de salud.
  6. Asumir los pagos correspondientes derivados del proceso de atención en salud de acuerdo a la ley.