El Instituto del corazón de Santa Marta cuenta con fácil acceso desde cualquier zona de la ciudad, por medio de transporte particular y público.